Guía para iniciarse en el afeitado clásico

afeitado clásico

¿Te gustaría iniciarte en el afeitado clásico? Volver a la manera en la que se afeitaban tus abuelos puede ser una muy buena alternativa, un homenaje a lo clásico, al gentleman. Para ayudarte a que te inicies en este tipo de afeitado hemos creado una guía para ti que contiene toda la información necesaria. Va, sigue leyendo.

¿Qué es el afeitado clásico?

afeitado clásico

El afeitado clásico era muy popular y esta práctica se realizaba por barberos profesionales. Los barberos eran los encargados de arreglar la barba de sus clientes. Por aquel entonces no era tan común llevar la barba como ahora sino que lo que se buscaba era dejar la piel completamente desprovista de vello.

El corte se hacía con una navaja profesional y permitía quitar toda la barba. Ahora tanto el estilo de afeitado como la moda ha cambiado. El afeitado es distinto y busca hacer que el acabado sea más cuidado. A día de hoy el tema de la barba es muy personal, por momentos se ponen de moda tipos de barbas, por momentos se lleva la cara totalmente rasurada.

¿Dónde comprar productos de afeitado clásico?

comprar productos de afeitado clásico

Hay muchas alternativas donde puedes comprar productos para un buen afeitado clásico. De todas las opciones, siempre la mejor será comprar online… ¿Por? Bueno, si compras por Internet tienes la oportunidad de acceder a una mayor cantidad de cuchillas, bálsamos, espumas, jabones y maquinillas para afeitar de alta calidad, y seguramente a mejor precio.

En el mercado hay una gran cantidad de herramientas de alta calidad pero de las múltiples que hay, una de las mejores maquinillas de afeitar clásicas es la Edwin Jagger. Están hechas con buenos materiales, son resistentes y una sola, con cambiar la hoja, puede durar mucho tiempo. Es de los modelos más tradicionales que puedes encontrar y su precisión a la hora del afeitado es de las mejores. 

Ventajas del afeitado clásico

Ventajas del afeitado clásico

Existen diferentes ventajas al utilizar un afeitado clásico como por ejemplo:

Cuida más tu piel

Podría pensarse que las maquinillas de afeitado clásico son más invasivas y dañan más la piel que las que se utilizan para el afeitado moderno. Lo cierto es que no, las maquinillas en la actualidad suelen tener entre 2, 3 4 y hasta 5 cuchillas que aunque hacen el afeitado rápido estas suelen ser muy invasivas.

Descubre aquí: cómo cuidar tu piel tras el afeitado.

Piensa que si tiene 4 cuchillas al realizar una sola pasada estarán actuando 4 cuchillas a la vez en tu rostro, y si realizas varias pasadas es aún más fuerte. En cambio, las cuchillas de afeitado clásico suelen tener una sola cuchilla que puedes pasarla hasta dos veces para conseguir un mejor afeitado y con menor irritación.

Ahorrarás más dinero

Una maquinilla clásica puede durar muchísimos años contigo y lo único que deberás comprar son las cuchillas. El precio de estas es bastante bajo y puedes comprar unas 50 hasta por 7 euros o menos. En cambio, el precio de las maquinillas modernas es mucho más alto y suelen servir solo para unas 3 afeitadas como máximo pues luego se vuelven poco eficientes, irritan demasiado y no cortan.

Cuidado del medioambiente

La mayor parte de las maquinillas de afeitar actuales están hechas casi en su totalidad por materiales plásticos que no son biodegradables y que se desechan en muy poco tiempo. El consumo es bastante acelerado y crea una contaminación muy alta.

Con las maquinillas de afeitar clásicas solo deberás desechar las cuchillas y la maquinilla es 100% reutilizable durante un tiempo mucho más prolongado. Así tendrás una piel suave, sin ningún vello pero también ayudarás al ambiente.

¿Qué necesitas para hacer un afeitado clásico?

afeitado clásico

Para realizar tu afeitado clásico necesitarás diferentes herramientas o implementos que te ayudarán a que el acabado sea mejor. A continuación los más importantes.

  • Brocha: La brocha es uno de los elementos indispensables. Esta servirá para hacer espuma con el jabón y como aplicador para el rostro.
  • Jabón: Necesitarás una capa protectora para tu piel y que haga que la maquinilla de afeitar se deslice con mayor facilidad. Podrás utilizar jabón, pero también una crema o espuma para afeitar, lo que más te guste.
  • Aceite: Siempre deberás preparar tu piel para que el afeitado sea mucho menos invasivo y tu piel no sufra. Para ello algunos aceites o emulsiones para antes de afeitar servirán.
  • Piedra de alumbre: Puede que en algún momento te hagas un pequeño corte o estés algo irritado luego del afeitado. Para que esto no sea problema te alumbre a la mano que funcionará como astringente.
  • Hidratante: Hay muchos bálsamos hidratantes que son especialmente hechos para después del afeitado que no contienen alcohol y dejarán tu piel mucho más tersa.

¿Cómo hacer un afeitado clásico?

¿Cómo hacer un afeitado clásico?

Varios son los pasos que debes seguir para poder realizar un afeitado clásico, y siempre tienes a mano nuestros 12 consejos para lograr el afeitado perfecto.

Paso 1: Prepara tus implementos

Todo lo que vayas a utilizar debes tenerlo a la mano como la brocha que puede ser de pelos naturales o sintéticos. También ten el jabón o espuma que utilizarás, el cuenco en donde sacarás espuma al jabón y obviamente la maquinilla de afeitar.

Paso 2: Prepara tu piel

El hidratar tu piel es indispensable, y con hidratar no se trata solo de humedecerla con un poco de agua. Una buena opción es que te afeites luego de que te hayas dado una ducha, así los poros estarán más abiertos y será más sencillo el afeitado.

Si esto no re resulta también puedes tomar una toalla húmeda y colocarla en el área de la barba por unos minutos. Lo recomendable es que el agua esté algo tibia para que haga el efecto de hidratación mucho más efectivo.

Paso 3: Protege tu piel

Para que el afeitado no te haga daño por la fricción y el contacto con la cuchilla deberás aplicar algún aceite que se utilice para antes del afeitado. No demasiado, tu piel no debe estar grasosa sino tersa, humectada e hidratada. Cualquiera sirve, pero lo importante es hidratar bien la zona (antes y después), puesto que esta será tu capa protectora para evitar daños.

Paso 4: Enjabona tu rostro

El enjabonado de tu rostro es otro de los pasos indispensables. Hacer un afeitado sin el jabón puede hacer que te cortes o te irrites demasiado. Para que no sea un problema emplea un jabón común o una espuma para afeitar.

La función que cumplirá enjabonar tu rostro es hacer de capa protectora entre tu piel y la cuchilla de afeitar. Además, el jabón hará que tus vellos se vuelva más suaves y fáciles de afeitar sin necesidad de que sea un afeitado invasivo y brusco.

Paso 5: Comienza a afeitar

La forma en la que te realices un afeitado de este tipo puede depender del tipo de maquinilla que tengas. Se suele dar una sola pasada en relación a la dirección que crece el vello y si no ha sido suficiente se puede hacer una contra vello. También puede ser recomendable hacer hasta unas tres pasadas en relación al vello para que quede cortado a la perfección.

 No exageres con la cantidad de pasadas, sobre todo si tu piel es algo sensible y se suele enrojecer con facilidad. Cuatro pasadas puede que sea demasiado, tampoco lo hagas demasiado rápido sobre todo si no tienes mucha experiencia. Tampoco es recomendable aplicar mucha presión, ve poco a poco.

Está pendiente de la posición en la que esté la maquinilla de afeitar. La cuchilla debe estar en un ángulo de 30° en relación a tu piel, así las posibilidades de un corte son menores. También las pasadas deben ser lo más cortas posibles, este tipo de afeitado no lo puedes hacer de un solo tirón pues te puedes hacer daño.

Si te has quedado sin jabón o espuma en algún área y quieres volver a pasar lo mejor es que apliques de nuevo espuma para que corra mejor la cuchilla, si no, te irritarás. Aunque luego de que tomes experiencia con las maquinillas podrás hacer el afeitado en el orden que quieras hay un orden que es el más recomendado. Se inicia con las mejillas, luego se va al cuello y se termina con el área del bigote (bigote según tipo de cara) y el mentón.

Si es tu primera vez afeitando lo más recomendable es que hagas pasadas verticales y en relación al crecimiento del vello. Se pueden hacer cortes transversales solo cuando has tomado más experiencia y también lo de contrapelo que aunque suelen ser efectivos, también son invasivos.

Paso 6: Cuida tu piel

Luego de realizar el afeitado puede que tengas algún pequeño corte y en el mejor de los casos algo de irritación. Ya que tu piel esté lisa deberás cuidarla un poco más. Para ello lava tu cara con un jabón y huméctala. Si te has hecho algo de daño la piedra alumbre te ayudará a sanar.

Puede que con la piedra alumbre sientas algo de hormigueo o picor, pero es completamente normal, eso es porque está actuando. Déjala por unos minutos y luego deberás aplicar un bálsamo para después del afeitado. Este te mantendrá hidratado y con tu piel mucho más sana.

¡Y esto es todo amigos! Como conclusión, te recomendamos que pruebes el afeitado clásico, que te inicies con esta guía, y que compares con un afeitado tradicional de recortadora de barba (descubre aquí nuestro listado de mejores recortadoras de barba) o maquinillas desechables y en base a tu experiencia, decidas cómo quieres seguir.

5 / 5 (1 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Comparte el artículo

Artículos de moda que quizás te gusten

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *