Saber combinar las camisas con las corbatas es todo un arte donde muchos hombres se sienten intimidados, necesitan ayuda. Y no es para menos, y es que una mala combinación de camisas y corbatas puede ser todo un acierto, o un completo desastre, siendo objeto de bromas y risas. Antes de empezar con estos consejos para combinar la camisa con la corbata, queremos aconsejarte una tienda especializada como es Corbatas y Gemelos, donde encontrarás todos los tipos de corbata que te proponemos a continuación. Puedes consultar sus modelos y precios de corbatas en este enlace.

Por suerte, existen unos cuantos patrones que sirven de guía al momento de afrontar esta tarea. Los mismos se adecuan a cada uno de los tipos de camisa que hay. Vamos a conocerlos.

Camisas a cuadros con corbatas

Camisas a cuadros con corbatas para hombre

Las camisas a cuadros son uno de los modelos preferidos por muchos hombres hoy en día, y de los más vendidos. Eso se justifica muy sencillamente si nos detenemos a ver su toque clásico.

El mismo modelo hace que esta opción sea muy versátil y fresca a la vez. Es perfecta para todo tipo de reuniones, sean muy formales o un tanto más sencillas.

Pues bien, tratándose de este modelo, a la hora de combinar camisas con las corbatas existen varias opciones. Todas te pueden resultar igual de útiles y contribuirán a elevar la elegancia.

Corbatas con rayas

Corbatas con camisas de rayas

Revisa aquí: tipos de camisa para hombre

Tradicionalmente se cree que las rayas con los cuadros no van. Este dicho no es del todo cierto. Sí pueden llegar a verse bien y con un estupendo nivel de armonía. Solo hay que saber juntarlas.

Para lograrlo es fundamental el tamaño (como muchos otros aspectos de la vida 😉 ). En ambas prendas, los estampados (cuadros y rayas) deben poseer dimensiones similares.

Así, por ejemplo, si las rayas son gruesas deben ir con cuadros amplios. En caso contrario, con rayas finas, los cuadros tienen que ser necesariamente pequeños. Esa similitud entre las dimensiones es precisamente lo que genera la armonía y hace que la camisa y la corbata encajen a la perfección.

Corbatas de textura lisa

corbata lisa con camisa de rayas

Las corbatas de textura lisa son uno de los mejores aliados cuando usas camisas a cuadros. La razón es sencilla: suavizan el estampado.

Por lo tanto, si sientes que los cuadros se notan demasiado, esta es la corbata ideal. Con una de este tipo se destacarán en un grado medio, sin llegar a la extravagancia.

Tip: personalmente, y para no complicarme demasiado. Es la opción que siempre elijo a la hora de combinar camisas de rayas con corbatas.

Corbatas con estructura de punto

Combinar camisas con las corbatas de este tipo es una de las formas de ahorrarte tiempo y mucho estrés.

Sucede que las corbatas con estructura, sea esta de punto o tejida, consiguen generar una especie de contraste respecto a los cuadros de la camisa. Del mismo resulta una combinación muy estilizada que te dará, si no la apariencia que has estado buscando, una todavía mejor.

Camisas de colores

Las camisas de colores a veces pueden ser un tanto más difíciles que, por ejemplo, las de cuadros. Eso, claro está, cuando lidias con algunos colores en específico. Los demás, en cambio, resultan muy sencillos de combinar.

De cualquier forma, por fortuna para todos cada color complicado cuenta con sus propias combinaciones:

Corbatas verde oscuro

Corbatas verde oscuro

Es común creer que combinar camisas con las corbatas es complicado cuando las primeras son de color poco convencionales.

Pero lo cierto es que el verde oscuro es la solución para estos casos. El contraste entre colores es bastante bueno y no se pierde ni una pizca de formalidad.

Corbatas violeta y azul marino

Estas dos opciones son la solución para las camisas de blanco o pasteles. Aunque para muchos la segunda es indudablemente la mejor.

Ello se debe a que el azul marino, combinado con los pasteles, da lugar a una combinación más suave. Y esto último a largo plazo te hará ver más elegante, que es lo que estás buscando.

Corbatas de cualquier color con camisas blancas

Esta es la alternativa para combinar camisas con las corbatas si las camisas son blancas. Así es, el blanco va con todo.

Y no hablamos solamente de colores sino también de patrones. Prácticamente puede combinar con cualquiera, por muy complejo que sea. Solo debes probar hasta dar con el que más te guste.

Camisas a rayas

Camisas a rayas

Las camisas a rayas son otro de los modelos más indicados para reuniones formales, pues suelen brindar estampados elegantes. Sin embargo, quizá por esa misma razón son uno de los modelos más difíciles de combinar, razón por la que muchos prefieren optar por otros.

En cuanto entres allí encontrarás todas estas opciones, con las que podrás combinar perfectamente tus camisas a rayas:

Corbatas estampadas

combinar Corbatas estampadas con camisas con rayas

Aunque suene imposible, una cortaba con estampados puede ir muy bien con cualquier camisa a rayas. Eso sí, es imprescindible que los estampados armonicen bien. Puedes darte cuenta de ello probando con las opciones del catálogo que ya te mencionamos.

No obstante, en líneas generales la armonía viene de las dimensiones. Rayas delgadas van con puntos pequeños. Es algo muy parecido a lo que decíamos en las camisas a cuadros.

Corbatas con estructura tejida

Corbatas con estructura tejida

Una corbata con estructura tejida puede ser la mejor opción en tanto que el tejido en sí tenga textura.

Esa cualidad hará que las proporciones del diseño sean diferentes a las de la camisa. Y por consiguiente, se complementarán entre sí, con lo que tendrás la combinación perfecta.

Corbatas lisas

Corbatas lisas con camisas

Estas corbatas no podían faltar, dado lo fáciles que son de combinar. Para el caso de las camisas a rayas, simplemente debes tener en cuenta un detalle: el color.

Siempre y cuando las rayas y la corbata sean de colores distintos, combinarán bien. Ten en cuenta además que el color de la segunda debe complementar al de las primeras.

Si tu camisa es lisa, naturalmente una corbata del mismo tipo le irá de maravilla en cualquier ocasión que lo requieras. El resultado de esta combinación es minimalista, sencillo. Tendrás una apariencia formal despojada de pretensiones.

Recuerda siempre elegir colores distintos. Pueden ser lisas las dos prendas, es cierto, aunque cada una debe tener su propio color, para armonizar.

Camisas lisas

Este posiblemente sea el caso más sencillo de combinar camisas con las corbatas. Y es que este tipo es considerado el más versátil de todos.

Las camisas lisas son muy equilibradas. Van bien, ofrecen formalidad y combinan con muchas alternativas. Pero de todas las mejores son las siguientes:

Corbatas estampadas

Mis favoritas, si no es por trabajo. Este tipo de corbatas dan un aire mucho más alegre, juvenil y diferente. Ideal para eventos con amigos o familiares de mucha confianza.

El principal punto a tener en cuenta es que los colores de la corbata no deben sobreponerse a los de la camisa, sino complementarlos. Un contraste suave es lo mejor. Es decir, una camisa lisa con tonos neutros o claros, suele ser casi siempre un acierto.

Corbatas de tono suave o profundo

Corbatas de tono suave o profundo

Una camisa lisa va muy bien con una corbata que sea de tono suave o profundo, siempre que sean iguales para las dos. Es decir, suave con suave y fuerte con fuerte. Este equilibrio brinda elegancia y un estilo original e irrepetible.

En definitiva, combinar una corbata según la camisa que tengas en tu armario no es una misión sencilla, pero siguiendo esta serie de consejos, seguro que te facilitan la vida.

Comparte el artículo

Otros artículos de moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *