Muchos días hay importantes en la vida de todo hombre. ¿Pero cuál lo es más que el de su boda? Y en ese día, ¿qué podría interesarle más que su traje? Una fiesta sin un buen esmoquin no es nada. Y no se trata de elegir uno cualquiera, sino uno que esté a la moda y cumpla con todas las expectativas del novio. Pero ha habido tantos modelos… ¿Cómo elegir el más adecuado para ti? No te preocupes, hemos hecho una selección de los estilos más modernos y más a la moda que existen hoy en día. En nuestro catálogo podrás hallar ese traje que te haga lucir en tu evento y que resalte tu figura como ningún otro lo hará.

14 Ideas para trajes de novio

Trajes de novio para todos los gustos, desde los más tradicionales, hasta trajes temáticos, informales, o según estilos o ubicaciones (rockeros, para casarse en la playa, etc.) Descubre cuál se adapta mejor a tu estilo.

Traje de tres piezas: Botong

Traje de tres piezas: Botong

¿Has escuchado antes de los trajes Botong? Muchos dicen que han pasado de moda, pero ¡vaya que se equivocan! Estos hermosos esmóquines son una de las opciones más originales que están disponibles en las tiendas.

Este atuendo está compuesto por tres piezas principalmente: pantalones, chaleco y saco. Algunas veces se incluye una corbata para aderezar todo el conjunto. Son una opción de diseño slim y muy fácil de ajustar al cuerpo. Se los conoce también por venir en una gran cantidad de colores, una de las más variadas entre todas las opciones del mercado.

Además tienen a su favor otra cosa: la personalización. Sí, vienen con el toque de su diseñador, aunque son tan fácilmente combinables que el resultado final lo determinas tú. En consecuencia, vas a poder lucirte tanto como tú mismo lo decidas. Puedes agregar adornos y decoraciones de toda clase, sin que se pierda su formalidad.

Además de todo lo anterior, estos trajes tienen un aire clásico perfectamente modernizado. Ponte uno y te verás en perfecto equilibrio entre los estilos de décadas pasadas y lo mejor que nos ofrece la moda de hoy en día.

Trajes de color marfil

Trajes de color marfil

¿Pensaste que solo los trajes blancos y negros tenían éxito? ¡Para nada! Cualquier color puede ser de gran provecho.

Los trajes de tono marfil se destacan por muchísimas razones. Primeramente, por su singularidad. Muy pocos son los novios que se atreven a usarlos, pues temen desencajar. Es un temor infundado, ya que estos esmóquines armonizan con los demás sin perder su propia esencia.

En segundo lugar, estos trajes traen a nuestra época el éxito de atuendos vistos en películas como “Casablanca”. ¡Te verás como estrella de cine!

Actualmente asociamos este estilo con los casinos. No obstante, son también una moda en las bodas. Lucen una formalidad incuestionable, lo que te dará una imagen seria y solemne.

Un ejemplo de compañías que distribuyen estos modelos es Rey & Aires. Recientemente incluyó en sus catálogos un esmoquin marfil, el cual ya tiene cautivados a muchísimos novios. Pues bien, el hecho de que una empresa de talla mundial se fijara en este diseño significa que es una vanguardia.

Los trajes marfiles son asimismo un juego de contrastes. Normalmente incluyen un pantalón negro. El choque de los colores da como resultado un atuendo que nunca pasará de moda y que te dejará más que satisfecho.

Trajes de lunares

Trajes de lunares

Para la moda de hace unos años, los trajes con lunares eran extravagantes. Pero para la actual es uno de los modelos más innovadores y que rompe concepciones y estéticas.

Estos trajes, como bien lo indica su nombre, se caracterizan por la abundancia de lunares en la chaqueta. El diseño más común suele traerlos blancos, mientras que el fondo es negro. No obstante, los puedes hallar en una inmensa cantidad de combinaciones, siempre con un color más profundo y oscuro que el otro.

Vienen también con una solapa gruesa, más que las que posee el resto de los modelos que existen. Suelen traer además tres bolsillos: dos delanteros y uno para que coloques tu pañuelo o cualquier otro adorno.

Los pantalones vienen en un único color o haciendo juego con el saco en los lunares. Cualquiera de los dos estilos te vendrá bien. Por otro lado, combinan estupendamente con varios calzados.

Posiblemente este es el esmoquin perfecto si te gusta desafiar el estándar de vestimenta. No pierde la etiqueta, la conserva, aunque demostrando que un saco no tiene que ser de un solo color para verse elegante.

Ponerte este atuendo demostrará que no temes adaptarte a las nuevas creaciones que la moda europea lleva años creando. ¡Los lunares han llegado para quedarse!

Trajes de Wulful slim

Trajes de Wulful slim

Otro de los trajes juveniles por excelencia son los Wulful. Estos tienen un tono clásico en cuanto al corte de cada prenda. Normalmente se componen de tres piezas.

La magia de estos esmóquines reside, en primer lugar, en su saco. Posee un acabado muy ajustado, además de un cuello alto que reluce mucho más cuando se usa desabrochado. El bolsillo izquierdo casi no se distingue, por lo que cualquier adorno en él resaltará notablemente.

El chaleco también es muy estrecho, casi siempre con cuatro botones y con forma de “v” en la parte inferior. Gracias a eso resalta bastante bien la camisa que va debajo. El pantalón, por su parte, suele ser bastante ajustado, lo que resaltará tus muslos.

Sin embargo, si existe algo que pone a este modelo entre los más elegidos es que, cuando te lo pones completo, tu figura pierde cualquier desnivel. Te verás en forma, atlético. Tus piernas, tus brazos, tu pecho…, todo se destacará gracias a la estrechez de estos brillantes esmóquines.

Trajes clásicos: frac

Trajes clásicos: frac

Los fracs fueron durante décadas la sensación. Se destacaban por ser negros, un color que le sentaba por demás bien. Luego cayeron en el olvido, por la aparición de estilos más ligeros. ¡Pero han vuelto!

Un traje clásico de este estilo te conviene en la medida en que seas formal. ¿Quieres verte de etiqueta completa? Esta es tu opción perfecta. Tiene un diseño unicolor, sin adornos extravagantes que puedan desentonar.

Los faldones, a diferencia de lo que puedan parecer, son muy cómodos, y con un pantalón oscuro hacen un fondo muy agradable. La chaqueta en la mayoría de los casos cuenta con un solo botón. Si te lo dejas colocado, más representativo te verás.

Ahora bien, si quieres llevar las cosas a otro nivel, puedes hacerte también con el sombrero. ¿Que desentona con la moda? ¡Para nada! Mientras sea del mismo color que el saco, combinarán muy bien.

Para los zapatos, un calzado negro con cordones suele ser la elección por excelencia. Y es que armonizan con el resto del atuendo.

Trajes informales

Trajes informales

Hasta ahora todos nuestros trajes han tenido algo de clásicos, un toque formal reconocible. Sin embargo, puede que seas un poco más casual en la vestimenta. En ese caso, los esmóquines informales son los que deberás usar en tu boda.

Estos atuendos varían mucho, y siempre de acuerdo con tu gusto. Hay muchas combinaciones posibles. Por ejemplo, puedes usar el saco con una camisa, sin corbata ni chaleco. Para mayor informalidad, puedes dejar sueltos algunos botones de la segunda prenda.

O puedes también reemplazar la chaqueta con un chaleco de cualquier color. Ponle un adorno y el resultado te dejará complacido.

Por su lado, los pantalones pueden ser de muchos tipos. Tal vez de lino o seda. O si prefieres, de tela estilo jean. Todas las combinaciones están a su alcance. Recuerda: con estos trajes eres tú quien define la etiqueta. No tienes que amoldarte a ningún estándar inquebrantable.

Los esmóquines informales tienen otra ventaja: son los más variados en color. Como no hay una regla de etiqueta sobre los colores, tienes la posibilidad de jugar con todos los tonos que consigas. Rojo, verde, etc. No hay ninguno que no pueda servirte.

Eso sí, procura que el contraste de color entre las prendas armonice. Intenta que el choque no te resulte molesto, para que no desentones contigo mismo.

Trajes de estilo hipster

Trajes informales

Cuando la moda hipster llegó a nosotros muchos la consideraron pasajera. Aunque muchos años después todavía está vigente, y nada dice que eso vaya a cambiar. Así, naturalmente debía influir también en los trajes de novios. El resultado fue un cruce de tendencias que, lejos de disgustar a los caballeros, los ha tentado a usarlos.

Esta clase de esmóquines apuestan por los colores llamativos que normalmente ningún novio tendría el atrevimiento de usar. Además nada puede ser unicolor. Los estampados y los tonos deben ser ruidosos. Mientras más desentonen con lo clásico, más hipster son.

Esta opción se ve complementada con los lentes de sol de estilo antiguo, una marca hipster por excelencia. Si también te dejas crecer la barba, la imagen queda todavía mejor. El cuadro resultante es el de un novio rebelde que deja ver en su atuendo su encanto por este estilo cruzado de ropa.

En un todo, esta moda te vendrá bien si no te gustan las convenciones en lo más mínimo. Puedes saltártelas todas sin miedo. Desde el chaleco hasta la corbata, ninguna pieza es imprescindible. Con este esmoquin, ¡es tu propia comodidad estilística la que ordena y determina!

Y todo sin que pierdas la elegancia. Por el contrario, si bien se rompe la armonía, un traje hipster bien escogido se verá elegante. Simplemente se trata de un nuevo estilo.

Traje vintage

Traje vintage

Siguiendo el hilo de las tendencias, nos topamos con una que no rompe con lo clásico, sino que rescata lo mejor de la era pasada. Se trata del vintage, otra moda que ya se hizo su espacio en la cultura popular del mundo. Este nuevo movimiento ha dado de qué hablar en los atuendos, y ahora veremos qué tiene para ofrecerte como novio.

Los trajes vintage son una renovación de lo retro. Esto abarca y comprende moños, chalecos, faldones y cualquier otra pieza o elemento que haya pertenecido a las viejas modas. En consecuencia, puedes jugar con cortes de tipo slim, sombreros hechos de fieltro, calzado de suela delgada, entre muchas otras posibilidades.

Hablando de los colores, existen tres muy populares: el azul, el rosado y el marrón. Todos deben tener un tono apagado, es decir, desteñido pero sin perder realmente su profundidad. Es este detalle lo que al final crea el verdadero efecto retro y, por extensión, el vintage.

Lo más usual es que se tome en cuenta todos los componentes. Con esto nos referimos a que deberás incluir camisa, todas las piezas comunes y los adornos más tradicionales. Se trata de un estilo antiguo que se hace interesante y original por la poca frecuencia que suele tener en las bodas.

Un esmoquin vintage es perfecto si te declaras fan de lo arcaico. ¿Te atraen esos trajes de novio que a la fecha ya todos consideran pasados de moda? Esta es tu alternativa. Hazte con uno y demuestra que lo clásico todavía es una tendencia atractiva en la vestimenta.

Trajes de playa

Trajes de playa

Muchos suelen ver bodas en las playas dentro de diversos programas y películas, y piensan que no son algo de la vida real. ¡Vaya error! Estas celebraciones son una de las más populares del siglo XXI. Por tal motivo, los trajes de novio diseñados específicamente para ellas abundan bastante.

La moda del esmoquin de playa es primordialmente informal. No te exige que utilices todos los elementos de la indumentaria tradicional. Puedes prescindir de la corbata y llevar abierta la camisa. Esto es algo que luce muy bien y que a la vez te evitará sudar a causa del sol abrasador.

Tampoco hay un color estricto, aunque muchos novios gustan de elegir el blanco para darle un nuevo sentido. La recomendación es que no optes por tonos metalizados o que brillan mucho, ya que quedan opacados por el resplandor de la arena. Y hablando de esta última, el calzado suele ser un par de sandalias. Te darán comodidad al caminar y no desentonarán con el resto del atuendo.

El esmoquin de playa es divertido por excelencia. Te hará ver elegante al mismo tiempo que listo para la fiesta. Puedes jugar con el nivel de formalidad de acuerdo con tus preferencias, pero te sugerimos no enfocarte mucho en este apartado. Y es que este estilo resalta por ser sencillo, por hacerte lucir bien sin que debas ser extravagante ni extremadamente rígido.

Trajes de rock para novios

Trajes de rock para novios

A partir de este punto entramos en los trajes menos convencionales de todos. Desde aquí la moda se nos vuelve más extravagante que nunca. ¿Y qué mejor exponente que los trajes de rock? Han cautivado tanto a los fanáticos del género como a aquellos que no suelen escucharlo.

La explicación de eso es que dan al novio una apariencia salvaje pero simpática. Es como un punto medio entre lo rebelde y lo cortés. Así que puede ser la opción perfecta si te identificas con ambas cosas. De la misma manera esta es una tendencia un tanto retro, puesto que en nuestros días ya las bandas de rock no visten de este modo. ¡Pero qué importa! Tú harás honor a las clásicas.

Los esmóquines rockeros tienen por característica principal la chaqueta de cuero, prenda altamente utilizada por los grupos musicales que hacen esa música. Si quieres puedes agregarle un parche (otra tradición rockera). En segundo lugar nos encontramos con que los pantalones son muy ajustados, más que en el resto de los puestos anteriores. Esa es otra marca propia del género.

En el lado del calzado hallamos, como elección más natural, las botas. No obstante, puedes optar por un par de zapatos oscuros. Las camisas suelen venir a rayas o a cuadros, siempre en colores que hagan buen contraste con el negro de la chaqueta.

Desde luego, todo este look de novio rockero se verá más complementado si llegas en motocicleta a tu boda. Aunque no es un elemento obligatorio, sí eleva las expectativas. En todo caso, tu sola apariencia ya dejará ver tu amor por lo salvaje.

Trajes súper extravagantes

Trajes súper extravagantes

Aquí llegamos a lo más extravagante posible. La moda de este tipo no pierde su encanto, pero necesitarás sentirte realmente cómodo con ella si deseas sacarle el mayor partido.

En este grupo de trajes no hay tendencias. Simplemente se parte de las piezas tradicionales para innovar. Es de ese modo como nos topamos con chalecos estampados de estilo mariachi, sacos con más de cuatro botones, calzados completamente informales…

Por su parte, los colores deben ser extrafalarios. Un festín de tonos, podría decirse. Cuanto más llamativos sean mejor definida queda la extravagancia. Se juega igualmente con lo ajustado de las prendas. Puedes usar pantalones estrechos con chaqueta ancha, y viceversa. Tu brújula es romper con el orden de la vestimenta.

Dado todo lo anterior, queda claro por qué debes entender lo que esta moda implica. ¿Te preocupa atraer las miradas? Entonces, no te conviene. No sucede lo mismo si quieres brillar como nadie más. Si te identificas con ello, estos esmóquines te complacerán por completo.

Una ventaja de este estilo de atuendos es que son los más juveniles y modernos. Ello porque nuestra época se caracteriza por no seguir viejas tendencias. Y siendo esta la que lleva eso al nivel más alto, es el mejor exponente de la modernidad de la ropa.

Trajes con colores claros

Trajes con colores claros

Los trajes claros normalmente demuestran más paz y calma. Es perfecto para una boda apacible llena de la mayor tranquilidad. El color más usado es el azul, pues se lo asocia con el cielo, que es el mayor referente de la espiritualidad. Además te brinda un toque de frescura que adornará tu sonrisa.

Una alternativa estupenda es el gris. Este, por estar entre el negro y el blanco, demuestra equilibrio. Úsalo si tu asocias tu personalidad con el balance perfecto. Es decir que no te vas a los extremos en ninguno de los sentidos.

¿Por qué importa asociar el atuendo con tu personalidad? Pues bien, sencillamente porque deja traslucir lo que eres. Y en esa singularidad propia queda destacado tu atuendo. Ya no es solo que combinas elementos o rescatas viejas tendencias, sino que partes de tu interior para elegir el traje que te satisfaga.

Estos trajes resaltarán más con un buen bronceado, por cuanto destacan el tono de la piel. Ambos se complementan en la moda de novios pacíficos. Es asimismo una elección perfecta si no quieres lucir estrafalario ni extravagante. Lo que obtienes es un esmoquin tradicional y sencillo que cumple sus obligaciones y te da una apariencia formal dentro de lo aceptable.

Trajes con colores oscuros

Trajes con colores oscuros

Los trajes oscuros de novio están más asociados con la moda juvenil. Por sus tonos rebeldes, parecen quedar mejor con los prometidos que no rondan aún los 40. No obstante, si te sientes joven, estos atuendos no te decepcionarán para nada.

Puedes combinar un esmoquin oscuro con calzados negros, independientemente del color de las prendas. Las corbatas, si son claras, contrastan mejor y se destacan mucho más. Las telas satinadas también producen un acabado espectacular y brillante.

La ventaja de esta moda es su serenidad. Cualquier esmoquin de este tipo te hará fácil la tarea de elegir. No necesitarás buscar elementos que combinen ni cruzar colores de manera innecesaria. El traje hará todo el trabajo por ti.

Trajes de boda nocturna

Trajes de boda nocturna

Estos trajes suelen venir en colores oscuros. El negro es el protagonista por excelencia. Y no es casual en esta moda, ya que combina mejor con la noche que cualquier otro tono. Aunque eso no significa que no puedas experimentar. Algunos novios se arriesgan con el vinotinto y el violeta.

En estos esmóquines la elegancia tiene total primacía. Cualquier extravagancia queda descartada. Se trata de un estilo sobrio, formal y unicolor fundamentalmente. Te dará una imagen de novio responsable. Es ideal si eres joven y quieres tener un aire más adulto.

Por otro lado, los adornos casi nunca tienen protagonismo. Lo más normal es optar por un pañuelo de bolsillo cuyo color resalte sin llamar demasiado la atención. La idea es que no se vea alterado el equilibrio entre la oscuridad de tu ropa y la del ambiente.

0 / 5 ( votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Comparte el artículo

Otros artículos de moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *