5 platos saludables para Navidad

Una de las grandes preocupaciones a la que se enfrentan la mayoría de personas cuando llega Navidad es a los kilos de más. Además de por su copiosidad y alto aporte calórico, las comidas navideñas destacan por su número y, en más ocasiones de las deseadas, acaban por aportarnos algún kilo más, de los debidos. Aunque el mayor peligro de estos manjares son los peligros que puede comportar para nuestra salud, nos obligan a autoimponernos a comenzar a llevar una vida activa para bajar esos kilos de más adquiridos durante las navidades.

Y aunque ‘a nadie le amarga un dulce’ y ‘una vez al año, no hace daño’, existen ciertos trucos o, mejor dicho, alternativas, para poder comer totalmente a gusto durante la etapa navideña sin temor a consecuencias secundarias. Dicho de otra manera, lejos de lo que pueda parecer, existen alternativas saludables para preparar nuestros menús durante Nochebuena, Navidad o Nochevieja y no morir en el intento. Créenos, se puede disfrutar de un gran manjar durante estas fiestas sin caer en excesos.
Pero, ¿de qué platos estamos hablando? Afortunadamente, hay un gran abanico de alternativas, pero las más destacadas pueden ser las siguientes:

Platos saludables para no engordar en Navidad

Crema de marisco

No sorprendemos a nadie, pues la crema o sopa de marisco es uno de los grandes clásicos de esta época del año. Para preparar este plato necesitarás:

  • 300 gr. de rape
  • 250 gr. de gambas
  • 250 gr. de coquinas
  • 1 patata
  • mayonesa
  • 1 cebolla mediana
  • 300 gr. de tomate de lata
  • 2 cucharadas de aceite
  • Sal y pimienta, al gusto

Preparación

Prepara para hervir 2 litros de agua con sal, al gusto. Introduce las gambas y déjalas cocer dos minutos, para retirarlas con un colador, posteriormente.
Tras las gambas, echa las coquinas; tendrás que sacarlas de la olla cuando estén abiertas. Y una vez hayamos retirado todas las coquinas, será la hora de agregar el rape.

Entretanto, en otro fuego, sofríe con aceite la cebolla pelada y el tomate triturado, sazonando con sal y pimiento al gusto. Cuando el rape esté cocido, trocéalo y agrégalo al sofrito. Una vez hecho, agrega toda la mezcla a la olla, junto con el resto del marisco cocido.
Saca la patata de la olla, crea una mezcla junto con la mayonesa, al gusto. Introduce esta mezcla sobre la olla donde está todo el marisco, remueve, ¡y a comer!

Setas a la crema

Un plato menos tradicional y, quizás, más propio de los meses de octubre y noviembre son las setas. Estos hongos germinan en otoño y nos permiten disfrutar de platos deliciosos, de los que también merece la pena disfrutar en Navidad. Para preparar las setas a la crema necesitarás hacerte con los siguientes ingredientes:

  • 750 gr. de setas
  • 2 cebollas pequeñas
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 vaso de nata fresca líquida
  • 1 limón
  • Pimienta y sal

Preparación

Limpia bien las setas de toda suciedad o restos de tierra que puedan contener (sin dejarlas a remojo, pues es peligroso). Una vez limpias, mientras se secan, tocará pelar la cebolla, picarla y rehogarla a fuego suave, con la cucharada de mantequilla.
Cuando la cebolla esté prácticamente hecha, será el turno de las setas, que también haremos a fuego suave (sin retirar la cebolla), hasta que estén estofadas.

Cuando las setas comiencen a soltar el agua que tienen, destaparemos la olla para dejar evaporar este agua, mientras vamos removiendo. Al tiempo que se evapora el agua de las setas, calentaremos un vaso de nata líquida, que aligeraremos con zumo de un limón. Al servir las setas, agregaremos la mezcla resultante, y ya tendremos el plato listo para consumir.

Pavo asado

Otro de los grandes clásicos de las fiestas navideñas, especialmente, en Estados Unidos, es el pavo asado. Lejos de lo que algunos pueden pensar, se trata de una opción muy saludable, ya que la carne de este animal contiene muy pocas grasas saturadas, si las comparamos con el aporte proteico que ofrece. Para prepararlo necesitaremos hacernos con los siguientes ingredientes:

  • 1 pavo (3 kg aproximadamente)
  • Mantequilla, margarina o aceite
  • Pimienta
  • Laurel
  • 2 cucharadas de harina

Preparación

Unta el pavo con el aceite o grasa por la que te hayas decantado y ponlo a cocer en el horno dos horas, a 190 grados.

Mientras el pavo se va haciendo en el horno, coloca todo su interior (excepto el hígado), y ponlo a cocer en una cacerola con agua, sal, pimienta y hojas de laurel. Cuando el agua esté en ebullición, introduce el hígado y deja cocer todo durante 30 minutos. Pica los despojos cocidos, pasa el caldo, y deja cocer, de nuevo, esta mezcla, durante un minuto, removiendo constantemente.
Una vez hecho, ¡será el tiempo de disfrutarlo!

Cochinillo asado

Más castizo y tradicional es el cochinillo asado, un plato que suele consumirse en mayor medida en España. Pese a que resulta un plato más que abundante, con una correcta preparación no tiene que convertirse en una opción excesivamente calórica. Para poder tener listo este plato, necesitaremos tener estos ingredientes:

  • 1 cerdo de unas tres semanas
  • 50 gr. de manteca
  • 2 dientes de ajo
  • Laurel, sal y pimienta

Ingredientes

Lava y seca a la perfección el cochinillo, para untarlo posteriormente con la manteca. Necesitarás untarlo tanto por la parte exterior, como por la interior. Después de untarlo, sazona al gusto con pimienta y sal; colócalo en una fuerte de horno con la panza para arriba, sobre las hojas del laurel.

A medida que lo vas asando en el horno, procura irlo regando de forma frecuente con la grasa que desprende, así conseguiremos que no se queme y, al mismo tiempo, vaya adquiriendo más sabor.
Comprueba que está hecho por esa parte con un tenedor, y, si ya lo tenemos listo, será la hora de darle la vuelta. Tras darle la vuelta, lo untaremos de mantequilla por la parte superior, para dejarlo asar 30 minutos más. Cuando está parte esté lista, será el momento de servirlo, recién hecho.

Pollo salteado con Packchoi, Shitake y judías

Finalizamos con la última de nuestras propuestas, una opción exótica de origen asiático; aunque para preparar este plato no tendremos demasiada dificultad en hacernos con sus ingredientes, presentes en la mayoría de supermercados de nuestro país:

  • 1 contramuslo de pollo deshuesado
  • 70 g de judía Kenia
  • 1 diente de ajo picado
  • 40 g de packchoi
  • 40 g de shitake
  • 1 cucharadita de mezcla de soja y teriyaki

Preparación

Lo primero que tendrás que hacer es cortar el pollo en tiras (o pedir a tu carnicero de confianza que lo haga por ti), para, posteriormente, salpimentarlo.
Escalda las judías durante cuatro minutos, y, después -muy importante- colócalas sobre agua con hielo para parar la cocción y que no pierdan su color original.
Pica los ajos y el shitake en láminas, y reserva los cortes. Pon a saltear el ajo y cuando comience a hacerse, agrega el pollo, las verduras, y comienza a saltear sin parar hasta que el pollo este dorado, cuando llegará el momento de agregar la salsa hasta que el propio pollo este napado.
Cuando llegue este momento, tocará retirar, servir ¡y comer!

5 / 5 (1 votos)

No hay votos hasta ahora. ¡Sé el primero!

Comparte el artículo

Artículos de moda que quizás te gusten

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies