moda hombre camuflaje

De vez en cuando hay que volver a las modas clásicas, aquellas que nos hacían volver locos en la década de los 90s y en la entrada del 2000. Muchos de ustedes probablemente se acuerden de toda esta ola de variedad y de compañías que estaban dedicadas a hacer de la moda un paraíso infinito de nuevas opciones, entre ellas se puso de moda los pantalones y las camisas de camuflaje, y cuando hablamos de este tipo de camuflaje, nos referimos específicamente a los estampados de guerrilla o de militar.

Originalmente todo esto empezó al principio del siglo pasado cuando muchos hombres tenían que usar este estilo de vestimenta para meterse de lleno en los enfrentamientos bélicos en los que se veían continuamente reflejados y siendo protagonistas. Cuando terminaron las guerras mundiales, los hombres se quedaron con muchas de estas prendas que empezaron a utilizar diariamente como parte de sus vidas, incluyendo a sus mujeres (tampoco es que después de toda esta osadía tuvieran mucho dinero o muchas opciones como para invertir en otro estilo). Esto poco a poco se fue convirtiendo en el último grito de la moda para muchos hombres y mujeres alrededor del mundo.

Camuflaje: Origen de esta tendencia

moda hombre camuflaje

Mucho tiempo después cuando apareció la época de los hippies, de la liberación y todo aquello que con esto comenzaba a divulgarse, los artistas de moda usaron esto a su favor para mezclar muchos estilos en una sola prenda y donde los colores, las hebillas grandes, pantalones de bota anchas y la piel sobre las chaquetas dieron su primera aparición pero con el toque de juegos militares que los habían caracterizado algunos años atrás. Todo esto fue un nuevo momento para aquellos diseñadores y todo el público que tenía los brazos abiertos a esta nueva caída de la moda sobre sus hombros, bienvenida a la tendencia de la milicia a nuestros corazones.

moda hombre camuflaje

Para entonces, los hombres podían combinar estas grandes chaquetas militares con una camiseta blanca y unos pantalones jeans que les quedaban muy bien con unos deportivos completamente blancos, estos los hacia lucir a la vanguardia y los días de frío realmente no se tenían que preocupar por mucho más que por lucir muy bien. Tenían grandes bolsillos que se destacaban, también podían combinarlos con el cuero o con la piel para que resaltara un poco más el estampado. Las mujeres no se quedaron atrás y le hicieron a su talla y medida algunas de estas prendas para que estuvieran en la misma línea que los hombres.

Debemos decir que a los diseñadores no se les escapa absolutamente nada, quizás porque no quieren dejar a ninguna persona fuera de esta moda y que de verdad estén interesados en utilizarlos o porque realmente el mercado actual tiene una demanda tan alta y para ellos genera mas ganancia. Por supuesto, incluir a todo el mundo que sea posible dentro de este camuflaje.

Ahora bien, viniéndonos un poco más hacia lo novedoso y a las tendencias que han salido hace algunos años atrás hasta nuestros días, no podemos dejar de lado los pantalones camuflados que se dieron a conocer desde el 2000 (la foto de arriba corresponde a un modelo de la marca Es Collection). Habíamos conocido un tallaje y costura que era bastante ancha, parecía exactamente un corte de milicia, para los hombres esto lucía muy bien, lo usaban generalmente con unas grandes botas y se veía genial. Pero los diseñadores no quedaron convencidos con esto, querían algo más estético, justamente esto fue lo que le dieron al público exigente y demandante.

Llegaron los pantalones de ejercicio o los mal llamados joggers para que los hombres se sintieran más cómodos y que con ellos pudieran realizar cualquier labor diaria y que además pudieran salir de paseo si así lo requerían. Se crearon unos pantalones de ejercicio más moldeados al cuerpo con una cinta alrededor de la cintura para poder ajustarlos a tu gusto, apretados en los tobillos y en el empeine para que no sentir que te quedan demasiado grandes.

En definitiva, la tendencia del militar llego hace muchos años de forma totalmente inesperada pero vino para quedarse. Por lo que es ropa a temporal, que nunca pasará de moda.

Comparte el artículo

Otros artículos de moda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *